Reseña histórica – Cofradía de la Vera Cruz y Misericordia

La Cofradía de la Vera Cruz y Misericordia tiene sus orígenes en 1614. El día de finados, Luis Ávarez de Fonseca, Gaspar de Acevedo, Jorge Salgado, Gaspar López, Simón Lorenzo y otros vecinos acordaron reunirse el 6 de noviembre para iniciar los trámites de fundación de una cofradía que tuviera como misión venerar a la Cruz y practicar la misericordia, teniendo como sede la Parroquia de Nuestra Señora de la Luz.Medalla Vera Cruz y Misericordia

Fruto de esa reunión, el 22 de noviembre, el capitán Miguel Fonte de Ferrera y Pagés, regidor de Tenerife, se presentó ante el escribano y canónigo de la Diócesis de Canarias, Miguel Mújica Cerón, para solicitar la licencia para fundar la Cofradía de la Vera Cruz y Misericordia, teniendo como referencia los estatutos de la hermandad homónima de La Orotava. La licencia fue aprobada posteriormente por el obispo canariense.

El 5 de julio de 1615, el párroco silense, Francisco Fernández, reunió en la iglesia de la Luz a los vecinos para nombrar los trece primeros mayordomos y al prioste de la cofradía, resultando elegido para este último cargo el capitán Benito González de Figueroa.

La primera fiesta que celebró la cofradía fue la del 3 de mayo, día de la Invención de la Santa Cruz. Para ello, ya el colectivo contaba, según el inventario de 1625, con una cruz grande de madera, pintada de verde y con flores de oro, así como con unas andas para llevarla en procesión. También poseía 70 libras de cera labrada y 69 libras y media sin labrar, una dalmática colorada, 10 túnicas blancas, y 236 reales y tres cuartos.

En 1628 se comienza a construir una capilla en el lateral derecho de la Parroquia de Nuestra Señora de la Luz para colocar en ella a la imagen titular de la Cofradía: el Santísimo Cristo de la Misericordia. Procedente de la escuela andaluza y atribuido a Francisco de Ocampo, el Crucificado silense —una de las tallas más valiosas de Canarias— llegó a Los Silos entre 1625 y 1632, fechasCristo de la Misericordia en la Procesión Magna 2015 de los dos primeros inventarios de la Cofradía, figurando la imagen por primera vez en este último.

Con el fin de patrocinar la procesión de la Soledad y Entierro de Cristo, los cofrades de la Vera Cruz y Misericordia deciden en 1665 fundar la Cofradía de la Soledad, agregada a la primera. De esta forma, los mayordomos y priostes de la Vera Cruz y Misericordia lo serían también de la Sol
edad y gobernasen ambas cofradías por ser el lugar corto y pocas las personas que pueden acudir a estas obligaciones.

Ambas congregaciones permanecieron unidas hasta el 10 de junio de 1680, fecha en la que el obispo concede la separación de ambas. Sin embargo, la crecientes disputas por sus pertenencias y preeminencias llevaron a que pocas semanas después, el 5 de agosto, volvieran a unirse definitivamente.

El 19 de diciembre de 1683, tras ver que los cofrades iban haciendo dejación de sus funciones, el párroco de Los Silos y prioste de la cofradía (no había en ese momento prioste laico) les leyó los estatutos y les explicó las obligaciones de cada uno. A partir de esa fecha no se volvió a saber nada de la Vera Cruz y Misericordia.

Pasados los siglos, en 2010, un grupo de silenses comienza a dar los pasos para reorganizar la perdida cofradía y restablecer el culto al Santísimo Cristo de la Misericordia, con el deseo de portarlo a hombros durante sus recorridos procesionales por las calles del pueblo. El 11 de septiembre de 2011, día de la Octava de las Fiestas de la Luz, la imagen del Cristo vuelve a salir a calle portado a hombros, tras varias décadas haciéndolo en carro, y junto a Nuestra Señora de la Luz. Con el deseo de que la cofradía vaya tomando forma, el obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez aprueba la celebración al año siguiente de una procesión con la talla del Crucificado en la víspera de la Octava de las Fiestas. Por fin, el 14 de septiembre de 2013, la Cofradía de la Vera Cruz y Misericordia es refundada en la Parroquia de Nuestra Señora de la Luz por un total de 21 hermanos, ostentando el cargo de hermano mayor José David Luis-Ravelo; el de secretario, Daniel Pinelo; el de maestro de ceremonias, Francisco Hernández; el de tesorero, Andrés Rodríguez; y el de vicetesorero, Andrés de León.

En 2014, la Cofradía participa por primera vez en las celebraciones de la Semana Santa de Los Silos tras su refundación y, el 3 de mayo de ese año, retoma la veneración a la Santa Cruz como lo habían hecho sus antepasados en el siglo XVII. En septiembre, celebra el IV centenario de su fundación dentro de los actos en honor al Santísimo Cristo de la Misericordia, en la Octava de las Fiestas de la Luz.

El 3 de abril de 2015, Viernes Santo, la Cofradía porta a su imagen titular a hombros en la Procesión Magna, tras varios años intentándolo sin éxito. Ese mismo día se estrenan las insignias de la Pasión que portan sobre cojines dos niñas vestidas de acólitos.

El 6 de noviembre, mediante votación secreta, queda constituida la nueva Junta de Gobierno con José David Luis-Ravelo como hermano mayor, Daniel Pinelo como secretario, José Luis González como tesorero, Roque Méndez como maestro de ceremonias y Luis González Abreu como vocal. No obstante, el 22 de enero de 2016, José David Luis-Ravelo presenta su renuncia como hermano mayor, siendo elegido ese mismo día Roque Méndez como su sustituto, ocupando dicho cargo hasta la actualidad. El 19 de febrero es elegido Esteban Abreu como maestro de ceremonias, completando así la formación de la Junta de Gobierno.

Bibliografía:

VELÁZQUEZ MÉNDEZ, José. Los Silos y los Yanes de Daute. Los Silos (Tenerife): Ayuntamiento de Los Silos, 2007.

Cruz enramada 2014