Los Silos recibe con los brazos abiertos a su nuevo pastor

Jesús Javier Izquierdo es desde este viernes párroco de Nuestra Señora de la Luz. Tomó posesión en un templo abarrotado

La Parroquia de Nuestra Señora de la Luz celebró ayer uno de sus días grandes, exaltando la realidad parroquial del casco de Los Silos, San Bernardo de Las Canteras, San José, Fátima y Aregume. En presencia también de las comunidades parroquial de San Andrés Apóstol (La Caleta de Interián) y Nuestra Señora de Lourdes (Tierra del Trigo), Jesús Javier Izquierdo Hernández tomó posesión como nuevo párroco silense, el segundo del siglo XXI y recogiendo el testigo de pastores anteriores como Argelio Domínguez, Francisco Santana, Fermín León, Juan Manuel Pérez Piñero o Isidoro Rodríguez.

En uno de esos días que se recuerdan durante muchos años, Rubén Facundo, presidió como arcipreste de Icod de los Vinos la solemne eucaristía en la iglesia silense, acompañado por sacerdotes como Fernando González, presbítero de la Parroquia de los Remedios de Buenavista, madre de la de la Luz. No quisieron perderse tampoco la ceremonia Pedro Bermúdez, párroco de Nuestra Señora de la Encarnación de La Victoria (localidad natal de don Javier) y Federico Armas, nuevo párroco de las comunidades que deja el actual sacerdote silense: San Andrés, Valleseco e Igueste.

Desde la entrega de las llaves de los edificios parroquiales hasta la toma de la sede del templo, pasando por la proclamación del evangelio o la prestación de las promesas sacerdotales, la Parroquia de la Luz asistió a una sucesión de ritos cargados de simbolismo, tal y como recoge la liturgia católica para estas ocasiones tan especiales. Don Javier estuvo arropado por muchos fieles llegados de sus anteriores parroquias, así como por los hermanos mayores de todas las hermandades de Los Silos y el presidente de la Sección parroquial de la Adoración Nocturna. También contó la eucaristía con los cantos del coro de Nuestra Señora de Lourdes, de Tierra del Trigo.

En su saludo a los feligreses al finalizar la misa, don Javier quiso tener palabras de agradecimiento para todos los colaboradores parroquiales, también para don Argelio, párroco saliente, y un recuerdo especial para los sacerdotes que desempeñaron su labor pastoral y que ya han partido para la casa del Padre, y por los cuales se ofreció la eucaristía. Quiso también el nuevo pastor de Los Silos poner especial énfasis en la labor misionera que toca llevar a cabo en los próximos años, como preparación para el bicentenario de la Diócesis Nivariense.

De esta forma, don Javier es ya el titular de «una Parroquia buena y de grandes creyentes», como elogió el arcipreste don Rubén. Este sábado tomará posesión en la Parroquia de Nuestra Señora de Lourdes a las 4 y media de la tarde, y en la de San Andrés Apóstol a las 7. También presidirá su primera misa en la Parroquia de la Luz a las 6 e impartirá el sacramento del matrimonio a las 8. El domingo oficiará su primera eucaristía en la ermita de San Bernardo a las 10 de la mañana y, circunstancias de la vida, celebrará su primer entierro en la Luz tras la misa parroquial.

[su_carousel source=»media: 2254,2255,2256,2261,2269,2259,2257,2258,2260,2270,2264,2265,2266,2275,2274″ link=»image» width=»780″ height=»280″ items=»5″ title=»no» autoplay=»3000″ speed=»300″]

Daniel Pinelo

Periodista