Tierra del Trigo estrena retablo para su Cristo

La fiesta de Fátima sirve para bendecir el nuevo retablo del Santísimo Cristo de la Salud, obra de Roque Méndez

La Tierra del Trigo vivió este viernes uno de esos días especiales e históricos que, con cierta frecuencia, se vienen repitiendo en el barrio en los últimos años. Este 13 de mayo, fiesta de la Virgen de Fátima, la celebración religiosa en honor a María vino acompañada por la bendición del nuevo retablo del Cristo de la Salud de manos del párroco, Argelio Domínguez, al comienzo de la misa.

Durante su bendición, el párroco pidió a Dios que, al contemplar el retablo, «descubramos tu infinito amor de Padre, tengamos mismos sentimientos de Cristo y recibamos la fuerza del Espíritu». «Que María Santísima de Fátima sea para todos nosotros intercesora y medianera en el camino hacia Cristo; que San José, su esposo, nos capacite con su ejemplo; y que Santo Domingo de Guzmán interceda por nosotros», añadió. Domínguez destacó el esfuerzo generoso de todo el barrio para la consecución de un retablo que, desde ahora, engrandece la pequeña ermita de Tierra del Trigo, que data del año 1907.

La Eucaristía en honor a la Virgen de Fátima estuvo acompañada por el coro parroquial de Nuestra Señora de Lourdes y por numerosos vecinos del barrio y de otras partes del municipio de Los Silos. A su término, la imagen de la Virgen recorrió en una breve procesión la plaza de la Ermita a hombros de sus vecinos y con los cantos de los fieles.

Un retablo para el Cristo

Se trata de una obra de notables dimensiones, instalada en el lateral derecho (lado de la epístola) de la Parroquia de Nuestra Señora de Lourdes. Cuenta con tres hornacinas, cuya principal y central alberga la imagen del Cristo de la Salud, que preside el retablo. Le flanquean por la derecha San José y, por la izquierda, Santo Domingo de Guzmán. El retablo, realizado en madera, ha sido ejecutado por Roque Méndez, vecino del barrio de La Caleta de Interián, contando también con la ayuda de su hijo, Roque Francisco, y de Nicolás, vecinos también de La Caleta. La obra cuenta con una capa protectora entre la trasera del retablo y la pared de la ermita, evitando así la afección por humedad en un barrio de medianías como es Tierra del Trigo, con temperaturas normalmente más bajas en comparación con la zona costera del municipio de Los Silos.

La obra ha sido posible gracias a la colaboración de los vecinos de Tierra del Trigo en general, y también a la aportación generosa de las comisiones de Fiestas de Nuestra Señora de Lourdes de los años 2010 (300 €), 2012 (600 €) y 2013 (450 €), así como la comisión de las fiestas de febrero y mayo de 2016 (240 €).

Está previsto, además, la realización por parte de Roque Méndez de una nueva hornacina para la imagen de la Virgen de Fátima, al estilo de la que poseían Santo Domingo y San José en sus antiguas ubicaciones en el templo. La misma prevé estar finalizada a comienzos de agosto, en las fiestas patronales de Tierra del Trigo.

Daniel Pinelo

Periodista