Tierra del Trigo festeja a su Virgen de Lourdes en un domingo radiante

El barrio de medianías se volcó un año más con la Virgen en la última fiesta de Argelio Domínguez como párroco silense

El intenso día de calor que vivió Tierra del Trigo este primer domingo de agosto no fue obstáculo para que el barrio volviese a hacer una exhibición del fervor que le profesa desde 1907 su patrona. Al igual que en la Víspera del sábado, las imágenes de Santo Domingo de Guzmán, San José y Nuestra Señora de Lourdes recorrieron en procesión la carretera insular con el acompañamiento de su hermandad titular, la de la Virgen de los Dolores, con sede en la Parroquia de Tierra del Trigo. Este año, sin embargo, las imágenes se quedaron sin las habituales ofrendas pirotécnicas, prohibidas en Tenerife por el aviso extremo de incendios.

La celebración religiosa del domingo estuvo marcada por ser el último acto de las Fiestas patronales para el párroco, Argelio Domínguez, quien el 11 de septiembre cambiará Los Silos por la Parroquia de San Pedro Apóstol, en El Sauzal. Durante la Eucaristía, celebrada en la Plaza de la Ermita, Domínguez destacó el cariño que Tierra del Trigo demuestra a lo largo de todo el año a la Virgen. “No sé exactamente el motivo, pero María atrae más que el Señor”, aseguró. Además, quiso dejar claro que, a pesar de su marcha, siempre tendrá a Tierra del Trigo como “un lugar goloso”.

Tras el regreso de la procesión al templo, acompañada musicalmente por la banda “Nueva Unión”, el párroco quiso despedirse con dos llamamientos al barrio: no dejar de sacar en procesión a las santas imágenes a hombros de los vecinos y convertir la fuente de la plaza en la “fuente de la Virgen”, una iniciativa que, a su juicio, colocaría a Tierra del Trigo en un lugar de referencia a nivel insular.

Daniel Pinelo

Periodista