Pascua por todo lo alto

La Villa dijo adiós a la muerte y recibió la alegría de la resurrección al final de la Semana Santa

“Lucharon Vida y muerte en singular batalla; y muerto el que es la Vida, triunfante se levanta.” Los Silos vivió el fin del Triduo Pascual con la solemnidad propia de las grandes ocasiones. No es para menos: la resurrección de Cristo, si bien la conmemoramos cada domingo, merece ser desbordada de alegría.

La noche del Sábado Santo hacía mella en el Calvario. Allí comenzó la Vigilia Pascual de la Parroquia de Nuestra Señora de la Luz con la bendición del fuego, el encendido de los cirios y la salida procesional en el más absoluto silencio desde la capilla hasta el templo parroquial. La Virgen de los Dolores transcurrió escoltada por dos largas filas de cientos de fieles con velas en las manos (más que en años anteriores) hasta hacer su entrada en la iglesia, donde continuó la Vigilia con uno de los momentos más esperados: el canto del Gloria. No se escuchaba desde el pasado Jueves Santo. El retumbe del trueno fue avisando de que la resurrección estaba cerca, hasta que el encendido de todas las luces del templo y los repiques de campanas festejaron la victoria de Cristo, acompañada por el desplome del velo del templo. La Virgen de la Luz volvió a escena y la Parroquia gritó “¡aleluya!”. Efectivamente, la muerte no pudo con la Vida.

Este domingo, los solemnes cultos continuaron con la Eucaristía mayor y posterior Procesión del Resucitado con el Santísimo Sacramento bajo palio. El sol relució en Los Silos y la claridad dejó para la historia una imagen: los pasos de la Virgen de los Dolores y el Señor de la Sentencia Resucitado, juntos en la capilla de la Misericordia. Madre e Hijo esculpidos por padre e hijo: Ezequiel y Jesús de León.

La procesión concluyó con la bendición con el Señor Resucitado desde el pórtico de la Parroquia de la Luz y su posterior reserva en el sagrario. Los Silos da así la bienvenida a la Pascua.


Daniel Pinelo

Periodista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *